Pensar en ella. Dunkerque

dunkerque2

  • Resumen La historia de tres situaciones que convergen en un punto crucial en la historia de la Segunda Guerra Mundial. La operación Dínamo en las costas de Dunkerque

“No solo vayáis a ver la película por entretenimiento. Pensad en ella. Y cuando os convirtáis en adultos, seguid pensando”, …”Hoy he llorado porque nunca es el final. Nunca lo será. Nosotros la especie humana somos muy inteligentes y hacemos cosas asombrosas. Podemos volar a la luna pero también hacer cosas estúpidas. Cuando he visto la película esta noche, la he visto con cierta tristeza, porque lo que pasó en 1940 no es el final”

– Ken Sturdy, veterano de la segunda guerra mundial –

¿Qué dicen? Después de leer las palabras del señor Sturdy ¿creen que se puede hacer poesía de una batalla? ¿Creen que se puede obtener algo hermoso del absurdo que significa la guerra? Bueno, pues Chrsitopher Nolan, uno de los mejores realizadores de los últimos 20 años no se iba a quedar con los brazos cruzados haciéndose la pregunta, así que decidió escribir y dirigir Dunkerque.

La cinta del buen Chris es diferente al acostumbrado cine bélico pues no necesitó mostrar la carnicería de la segunda gran guerra para transmitir el inmenso vacío que absorbió el espíritu de los hombres que participaron en aquel conflicto o el valor forjado en las brazas de la supervivencia de algunas personas que no daban un día por perdido.

Haciendo gala de su maestría narrativa, porque hay que aceptarlo, Nolan es una excelente contador de cuentos, el cineasta captura de manera contemplativa y elegante el silencio de los 400 mil soldados que esperaban ser salvados en el muelle de la ciudad francesa. Este filme es una manera íntima y sigilosa de, como menciona el veterano Ken en la entrevista completa, sentir lo que ocurrió hace 77 años ( el don ya tiene 97).

¿Qué otra cosa se puede pedir? El aspecto técnico (fotografía, mezcla de audio, efectos especiales) cómo de costumbre en el cine de Nolan, está cubierto. El trabajo actoral es excepcional. La música de Hans Zimmer, de nuevo es sublime. No podemos esperar mucho más. Filmar (en el sentido estricto de la palabra) en 70 mm, optar por utilería real y miles de dobles como se hacía en antaño, son grandes detalles que terminan por lustrar un resultado de por sí brillante.

Nolan, a través de 3 tiempos diferentes y con el reloj en contra, le propone a su audiencia que no busque siempre los horrores de la guerra en los brazos mutilados, en las cicatrices o las trincheras. A veces solo hay que observar y comprender que todas las consecuencias que trae consigo la confrontación residen en simples pero contundentes decisiones. Apuntar con tu rifle al de junto porque es de otro país o salvar a varios desconocidos  que están a punto de ahogarse. Disparar una bomba a un acorazado lleno de gente o tratar de cubrir a tu equipo aunque pongas en riesgo tu regreso. Empujar a un adolescente por las escaleras o navegar desde tu casa en un bote civil para rescatar a tus compatriotas. Ahí, en esos escenarios, se revela la naturaleza humana, la que es capaz de hacer esas cosas asombrosas o cometer delitos imperdonables, como bien lo menciona el nonagenario arriba de este escrito.

¿Y bien, qué concluyeron? Durante siglos, los griegos, españoles, franceses, alemanes, indígenas y vikingos han pensado que se podía obtener poesía de la guerra. Cada raza plasmó para la posteridad sus gestas. Los actos heroicos. Por eso, en la actualidad, si en algún momento ponen en duda que una película sin tantos diálogos es digna de verse, si creen que las balas, los cascos volando o las explosiones son necesarias para sentir vibrar sus corazones o si alguna vez tienen un día tan gris como las aguas del norte del país galo, recuerden la epopeya que nos recitó la incertidumbre que vivieron aquellos hombres agotados, que, con pocos víveres y rodeados por un ejercito implacable, lograron ser evacuados gracias al coraje de más de 700 navíos civiles que llegaron para ayudarlos. Eso mero, recuerden la Dunkerque de Christopher Nolan.

4 lentes 0000

Aquí pueden leer la entrevista completa y la reacción de Ken Sturdy

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s