Furia.Fury

fury-slice

  • Elenco: Brad Pitt, Shia Lebouf, Logan Lerman
  • Director: David Ayer
  • Público: Dirigido a todo aquel que guste de escenas violentas bien construidas, acción, intensidad y la Gran Guerra.

Empecemos de la mejor manera el año y con eso me refiero a escribir sobre la primera película que vimos en el cine en 2015: Fury. Utilice descaradamente en el título de la revisión la traducción literal del nombre de la cinta para resaltar dos cosas acerca de ésta: la encarnada actuación e intensidad que el elenco y los efectos especiales brindan a la historia y evitar nombrar a esta gran obra con su engorroso mote en español (Corazones de hierro).

¿Qué sería de nuestros corazones sin un poco de coraje? Esa es la premisa que nos muestra el reciente trabajo de David Ayer, un director que de a poco va sobresaliendo en el medio por sus películas crudas con tratamiento indie que caen bien al cinéfilo sediento de sangre. Al igual que en el resto de su filmografía, David Ayer no destaca en Fury por la profundidad de sus tramas, sino por la violencia inherente de sus protagonistas y el contexto donde se desenvuelven. No importa si son los barrios vehementes de Los Ángeles o los campos incendiados de la Alemania hitleriana, el toque franco de su cámara le otorga a su labor un extraño encanto que nos revoluciona en las butacas.

El gran acierto de Ayer (que también firma el guion) es el de no explorar demasiado la historia de sus antihéroes, ni de prometer falsas esperanzas de salvación o pretender contar una historia nunca antes vista de la segunda guerra mundial. La autenticidad del relato provoca sorpresa y un apego difícil de explicar. La actuación de los histriones dota de personalidad a cada uno de los soldados que conforman el singular equipo, causando una importante empatía con el espectador a pesar de ser un conjunto de marines groseros, mal hablados, salvajes y extremosos.

Brad Pitt encabeza este grupo con una gran personalidad, logrando de nueva cuenta (después de Inglorious Bastards 2009) interpretar con carácter a un oficial del ejército aliado en tierras nazis. Logan Lerman y Shia Lebouf (que cuando quiere, actúa muy bien) son lo que matizan más el batallón, con expresiones continuas de confusión y miedo. Michael Peña, así como Jon Bernthal cierran correctamente –con un dejo casi cómico-  el círculo de soldados “asqueados” de las atrocidades teutonas.

Lo más importante dentro de Fury, es que ni sus personajes principales, ni su director ni la misma película, son presuntuosas. Aquí no hay héroes, ni grandes referencias judío-alemanas, ni mucho menos una película merecedora de 7 premios de la academia, solo tenemos ante nosotros a 5 soldados unidos en un vínculo de camaradería, desapego, destrucción, muerte y un tanque militar llamado Furia (Fury). Lo admito, desde el comienzo tenía planeado utilizar la traducción literal del título para TRES COSAS; cerrar la crítica. mea culpa

 Lentes: 4 °°°°

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s