Cuando la inspiración llega. Birdman or …

4 meses, 3 empleos diferentes, más de una docena de películas. Escribir, a veces no es tan fácil como parece, especialmente si no encuentras en la cotidianidad la chispa o la intención para hacerlo. Ni la hermosa El libro de la vida, la cuasi tenebrosa Anabell,  la decente pero escueta adaptación de Maze Runner, la intensa Desaparecida, la extravagante Interestellar y algunas más, significaron una fuente de inspiración lo suficientemente grande para que hiciera brotar letras de mis dedos. No porque no valiera la pena hablar de ellas, pero a veces, simplemente, “no se dá”.

Afortunadamente,  cuando lo cotidiano falla, lo extraordinario se hace presente. Y hoy, por fin regresó de la mano de Alejandro González Iñárritu, esa calma, ese enfoque y esa determinación para seguir llenando de revisiones este blog; pues ante semejante resultado, no podía dejar de pasar por alto Birdman ¡Tenía que escribir!

Vuelvo después de mi letargo, a platicar un poco sobre la Inesperada virtud de la ignorancia, una obra maestra del mexicano con la que podemos y debemos debatir, pues justo cuando no encuentras en los recientes 15 años, una película  que se pueda comparar con los grandes clásicos de hace décadas (a excepción tal vez de El artista o de Bastardos sin gloria), se exhibe en la dirección de Iñárritu, un increíble trabajo dedicado a criticar precisamente, la decadencia artística que sufre la industria cinematográfica occidental de hoy en día.

Nuestro paisano  ha esbozado  un lienzo  imponente, carente de errores. Una maquetación perfecta que no sólo rompe con la monótona línea temática de las historias recientes, sino que explora en las aguas profundas de inquietudes perennes y atormentadoras como la trascendencia, la insignificancia o el propósito.

¿Cómo lo logra? Pues con un guión excelente y poderoso cargado de diálogos alucinantes. Con una narrativa increíble que echa mano de la cámara de Lubezki, llena de ritmo gracias a los planos secuencia y primeros planos que no dejan escapar la atención del espectador. También las actuaciones de cada uno de los integrantes del elenco es magnífica, con un Michael Keaton sublime que vuela – no literalmente – por el Óscar, acompañado de todos los matices que destellan los ojos verdes de Emma Stone, la incuestionable presencia en pantalla de Edward Norton, las facetas dramáticas que aporta Naomi Watts o la inocente mirada maliciosa de Zach Galifianakis.  El score, retumbante y desquiciante, así como el sutil montaje, también ponen de su parte.

La otra importante decisión acertada que toma el otrora director de Amores perros, es el contexto surrealista en el que  se desarrolla su personaje principal. Algo parecido a lo que vimos en el Cisne negro, pero más… tropicalizado. Riggan Thomson, un actor mediocre con un serio complejo de grandeza y problemas de autoestima, comparte sus ideas con una voz ronca y agresiva que representa a su “otro yo”: la celebridad, el héroe, el dios que fue en otros tiempos. Este elemento dota de carácter a un protagonista trastornado por la fama y carencia de reconocimiento. Lo diferente en este filme, es que este alter ego, reboza simbolismo que se refleja en nuestra realidad: cine de superhéroes, venta de boletos, falta de autenticidad, espectacularidad sin fondo, aplausos, música y el lamentable pero patente hecho de, que si quieres ser recordado, debes llegar hasta las últimas consecuencias.

Como toda la filmografía de “El negro”, Birdman no es para todo el público, pues es personal, crítica y pretenciosa, pero si sus tomas continuas no te dan vértigo, su estridente música no te aturde, sus primeros planos no te conmocionan o su visión surrealista no te inquieta, entonces, has pasado demasiadas horas enfrente de un cine llano carente de volumen, quizá también de alma. Si te sientes identificado, no te ofendas, a mí también me encantó The Avengers, pero me fascinó más,  lo que nos regaló González Iñárritu.

5 Lentes °°°°°

PD. Gracias  todos los que me han acompañado a lo largo de las letras de este blog. Hoy, con esta revisión de esta gran película se cumplen 50 entradas dentro de El Miope. Un aplauso a todos ustedes por aguantar a este intento de crítico del Veracruz Times (chiste dedicado a los que ya vieron la cinta)

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s